miércoles, 17 de noviembre de 2010

Fuente: Kaosenlared.net 
El 17 de noviembre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) de México cumple 27 años de lucha y resistencia desde que nació en 1983 no como una guerrilla, sino como un ejército popular relacionado estrechamente con las comunidades indígenas en defensa de los ataques tanto de policías como militares.

Sus primeras consignas anunciaban: “Hemos empezado la lucha que necesitamos hacer para alcanzar demandas que nunca ha satisfecho el Estado mexicano: trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz”.
Estas proclamas se concretaron en los acuerdos de San Andrés sobre Derechos y Cultura Indígena que rubricaron el gobierno de México y el EZLN el 16 de febrero de 1996.
El objetivo del acuerdo fue el compromiso por parte del gobierno de modificar la constitución de manera que se incluyera el respeto a los derechos de los pueblos indígenas, el reconocimiento a su autonomía y la atención de las demandas en materia de justicia e igualdad.

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Sin embargo no es hasta 1994 cuando el mundo entero conoció la naturaleza, fuerza y temple del pueblo mexicano chiapaneco.
Fue el 1º de enero de 1994 en ocasión de que comandos armados y grupos sociales tomaron las cabeceras de varios municipios de Chiapas en protesta por la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC o Nafta, según sus siglas en inglés) rubricada por Estados Unidos, Canadá y México, cuando a través de esa acción se conoce ampliamente la existencia del EZLN.


 El E.Z.L.N y el pueblo indígena

Esta organización indígena-militar tiene como mando el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General (CCRI-CG) del EZLN, que surge de una composición mayoritariamente indígena.
Los comandantes son los que mandan en común, en un tipo de mandato que obedece al pueblo.
El EZLN nace en el mismo parto donde vieron la luz movimientos como Los Sin Tierra de Brasil, El Piquetero de Argentina, El Cocalero de Bolivia, El Okupa de Europa, los cuales comparten la misma raíz en teoría y praxis.
Sus objetivos giran en torno a la defensa de los derechos humanos, colectivos e individuales; la construcción de un modelo nuevo de nación donde impere la democracia, libertad y justicia y la creación de redes de resistencia y rebeldías que luchen en nombre de la humanidad contra el neoliberalismo.

Subcomandante Marcos

El Subcomandante Marcos es el líder, principal ideólogo, portavoz y mando militar del grupo, ha declarado en numerosas oportunidades que “es necesario hacer un mundo nuevo. Un mundo donde quepan muchos mundos, donde quepan todos los mundos”.
La lucha emancipadora de los pueblos por la defensa de sus derechos, por el trabajo digno, por la justicia y la paz, es un batalla que día a día libran todos los pueblos de nuestra América quienes rebeldes y plenos de esperanza no cesan en su empeño por la liberación del dominio y la explotación.

Noticia completa: Kaosenlared.net
 


Blogger Template By La Olla a Presión, based on the design of LawnyDesignz